home Mecánica del asombro, Volumen 4 - Número 4 [4.4-3] Una mente brillante | Mayté Alarcón

[4.4-3] Una mente brillante | Mayté Alarcón

Por Mayté Alarcón

A Beautiful Mind (Una mente brillante) es una película biográfica del año 2001 dirigida por Ron Howard, basada en la novela homónima de Sylvia Nasar, que cuenta la vida John Forbes Nash, paciente esquizofrénico que ganó el Premio Nobel de Economía en 1994. El siguiente análisis tomará como base el modelo multimodal de Lazarus (1989) y los criterios diagnósticos del DSM 5 (2013).

Introducción

El siguiente análisis se basará en el modelo multimodal de Lazarus (1989), para lo cual se van a analizar las siete áreas que Lazarus pensó importante indagar al momento de realizar un diagnóstico. Las áreas son “Conducta”: donde se observan las actividades y destrezas psicomotrices simples y complejas; “Afecto”: incluyen los sentimientos y emociones manifestados por la persona; “Sensaciones”: incluye los cinco sentidos y el interés por los elementos de la experiencia sensitiva; “Capacidad imaginativa”: comprende varias imágenes mentales que ejercen influencias sobre la vida de la persona; “Cognición”: son los pensamientos y creencias, pretende explorar las ideas erróneas, ilógicas e irracionales; “Relaciones interpersonales”: pueden detectarse mediante el auto informe o mediante la observación, incluye la observación de la forma en que el cliente expresa y acepta los sentimientos que le transmiten otras personas así como la forma en que reacciona ante ellos; “Fármacos”: los factores neurológicos y biológicos pueden afectar sobre la conducta, las respuestas afectivas, las cogniciones y las sensaciones. También se presentarán los criterios diagnósticos del DSM 5 acerca de la esquizofrenia, con el fin de determinar una posible hipótesis diagnóstica.

La historia se centra en la universidad de Princeton, donde un joven prodigio de las matemáticas llamado John Nash, empieza experimentando las alucinaciones y delirios propios de una esquizofrenia paranoide; todo ello le afecta potencialmente su vida social, amorosa, académica y laboral. Con el paso del tiempo los síntomas psicóticos presentados por el paciente se van incrementando hasta el punto de afectar el desarrollo de su vida, desencadenando en la necesidad de internarle en un hospital psiquiátrico. Después de mucho tiempo de permanecer allí con terapias y tratamiento, regresa a su casa con su esposa e hijo; con el medicamento recetado intenta llevar una vida medianamente estable. Los medicamentos, a su vez, le producen efectos secundarios, hecho que, como paciente siente que no son los óptimos, ocasionado que deje de tomar por un tiempo, lo que provoca una recaída. Finalmente, con el apoyo de su esposa, John logra entender la magnitud de su enfermedad, lo que le lleva a tomar nuevamente sus medicamentos y luchar contra sus alucinaciones; todo esto aporta con una mejoría en su estilo de vida e incluso le conduce al éxito que siempre soñó, incluso ganando el Premio Nobel de Economía el 1994.

Indicadores del modelo de Lazarus

Conducta

Las conductas observables de John son las siguientes: en muchas ocasiones emite comentarios fuera de lugar, no filtra la información antes de decirla. Cuando habla con otras personas tiende a bajar la mirada, es decir, adopta una postura cabizbaja. Siempre anda buscando encontrarle una ecuación lógica a cada acontecimiento de la vida, como encontrar el algoritmo que describa el movimiento de los pájaros. Pasa mucho tiempo en la biblioteca descifrando ecuaciones, trabajando en unas nuevas y desafiando a leyes ya establecidas años atrás. Cuando no le salen las cosas como las que espera, se frustra y tiene conductas autoagresivas. De este modo, en una ocasión se lastima a sí mismo golpeándose fuertemente en la ventana de su cuarto. También tiende a agredir a las personas que se encuentran a su alrededor si estas le molestan; es el caso, en una ocasión donde agrede a su compañero de cuarto, Charles (quien además es un producto de sus alucinaciones). Presta mucha atención a pequeños detalles que el resto de las personas no se fijan; así, en la primera cita que tiene con Alicia, ella admira un cuadro y emite un comentario, a pesar de que al parecer John no le presta atención; él recuerda perfectamente eso para darle un regalo en otra ocasión. También es importante comentar sobre su manera de caminar: es algo gracioso por lo cual también recibe burlas. Cuando él entiende su enfermedad, comienza a utilizar herramientas para superarse como, por ejemplo, la confrontación directa con otras personas, pedir confirmación de las percepciones que él tiene para verificar que en efecto sean verdaderas.

Afecto

En cuanto a demostrar sus sentimientos se puede observar que John tiene dificultades para hacerlo. Al momento de relacionarse con una mujer en el comienzo de su vida universitaria, pasa por momentos sumamente incomodos porque no sabe cómo expresarse, lo que le lleva a tener serios problemas. Después de algún tiempo cuando ya es profesor en una universidad, una de sus estudiantes le invita a cenar, él acepta y después de salir con ella, un par de veces, se enamoran. Aunque John no sabe muy bien cómo expresar sus sentimientos Alicia es comprensiva y logra hacer que él manifieste de mejor manera sus emociones. En cuanto a las emociones que se manifiestan en sus conductas se puede evidenciar cierta desestabilidad emocional; se puede notar ciertos cambios en su estado de ánimo a lo largo de sus días. Es importante recordar cuando sus alucinaciones comienzan a ser más fuertes, él tiene miedo de las personas que “lo persiguen”, se vuelve una persona más irritable. Con su esposa antes de recibir atención médica es muy temeroso, incluso la envía lejos porque no quiere que le hagan daño las personas que según él lo están persiguiendo. Después de recibir tratamiento y medicación él es un poco más afectivo con su esposa y su hijo, pero aún así no le demuestra tanto amor a su esposa; no tienen vida sexual tampoco. Esto se modifica en el transcurso del tiempo cuando recibe el premio Nobel: él agradece a su esposa por todo y reconoce que, de no haber sido por ella, él no estuviera en el lugar en el que se encuentra.

Sensaciones

En este aspecto se observa la participación de los sentidos y el gusto por las experiencias sensitivas. John parece ser capaz de observar cosas que los demás no pueden hacerlo como, por ejemplo, un problema matemático, donde él puede dar con la solución; o al momento de descifrar un código, mientras que las demás personas únicamente ven un sinfín de números, John puede observar los números que debía descifrar en una especie de relieve sobresaliente. También cuando una persona le cuenta cierta historia, por la mente de John tal historia tomaba vida propia, era percibida como real. John puede oír a personas que en realidad no existen, como su compañero de cuarto Charles y su sobrina, así como también al señor Parcher, quien supuestamente es la persona que le encarga una misión secreta del Estado, en el que John secretamente debe entregar informes en una casa abandonada designada para la supuesta misión. Según el personaje tiene que descifrar códigos de revistas, para lo cual tiene su cuarto lleno de recortes.

Capacidad imaginativa

En esta categoría existen varios ejemplos, ya que hablamos de un paciente esquizofrénico que tiene alucinaciones y delirios. Al momento de ver un problema matemático para él la solución era clara y evidente, era como si en el mismo problema se le plantearan las respuestas. Existen tres personas que él ve muy reales, con las que habla y siempre están acompañándolo. De cierta manera ellos también influyen bastante en la toma de sus decisiones; pero ellos no son reales, son producto de su mente.

Cognición

En esta categoría entran todos los delirios que manifiesta John. Por ejemplo, tiene delirios de persecución; él cree y está convencido que los rusos le quieren atacar por descifrar los supuestos códigos que amanezcan la seguridad nacional. Él cree trabajar para el gobierno en contra de una amenaza de ataque por parte de los rusos; estos pensamientos (delirios) le llevan a alterar su vida complemente; no es capaz salir a la calle sin el miedo que le genera el pensar que lo van a atacar. Él piensa también que las personas no son buenas que debe alejarse de ellas; manifiesta que no le gusta estar rodeado de gente.

Relaciones interpersonales

La relación que mantiene con otras personas es un poco compleja: al momento de expresar sus ideas, suena algo grotesco ya que dice lo primero que se le viene a la mente, como que sus ideas salen sin filtro. Cuando está en la universidad, sale con sus amigos, pero siempre está absorto en sus ideas, en intentar crear algo nuevo y novedoso que le permita sobresalir. Por ejemplo, cuando van al bar, él lleva consigo sus apuntes, sus cuadernos para continuar estudiando; o al momento de coquetear con una mujer, él intenta ser directo, pero suele ofender a la persona. Tiempo después cuando se convierte en profesor tampoco es muy recibido por sus estudiantes porque tiene una manera de enseñar muy grosera y es descortés, incluso con sus colegas. Es importante recalcar también que cuando ya tiene confianza con una persona es más fácil para él entablar conversaciones más estables, aunque su vocabulario sea bastante formal en ocasiones que no requieren del mismo. Cuando conoce a la mujer que se convierte en su esposa, él no sabe cómo conquistarla; de hecho, es ella quien le invita a salir; así, podemos observar que no tiene la capacidad para tomar la iniciativa en entablar una comunicación. Con las personas que si puede comunicarse de un modo más adecuado y no le cuesta son con aquellas, producto de su mente. Es por eso que, cuando él es diagnosticado y entiende que en realidad tales personas no existen, para él es un golpe muy fuerte. Asimismo, cuando recién es ingresado al hospital psiquiátrico, su relación con su psiquiatra, el Dr. Rosen, es muy mala; él le confunde con un ruso que quiere atacarlo y no es capaz de hablar o comunicarse de una manera correcta. Pero con el tiempo estas relaciones van mejorando a medida que él entiende su enfermedad y comienza a poner de parte para su recuperación. La relación que tiene con su esposa antes de ser internado en el hospital es complicada, puesto que por sus delirios de persecución él quiere que Alicia se mude lejos, ya que piensa que están en peligro y ella está embarazada. Después de recibir el tratamiento en el hospital y volver a casa con medicamentos, esta relación ha mejorado un poco, aunque no completamente, al menos en el ámbito sexual: él ya no quiere mantener su vida sexual con su esposa, algo que genera separación en la pareja. Las relaciones que mantiene son estables y manejables cuando el tomo sus medicamentos correctamente, pero como se pudo observar en una ocasión, cuando deja de tomarlos, tiene recaídas fuertes que incluso un día le llevan a atacar sin querer a su esposa y su hijo pequeño. Después de entender su enfermedad incluso es capaz de hacer bromas acerca de la misma; por ejemplo, en una ocasión que un amigo le va a visitar, el bromea presentándole a un supuesto amigo imaginario.

Fármacos

Cuando ingresa al hospital psiquiátrico, primero le ponen calmantes ya que está muy alterado; siente que lo han secuestrado para hacerle daño por lo cual necesitan tranquilizarlo. Después recibe una dosis de insulina a manera de shocks, cinco veces por semana por diez semanas. Para continuar el tratamiento desde su casa, le recetan pastillas que debe tomarlas todos los días en los horarios indicados, caso contrario tiene recaídas fuertes.

Conclusiones

El diagnóstico realizado por el Dr. Rosen es esquizofrenia. Comparando con los criterios diagnósticos del DSM 5 (APA, 2013) podemos confirmar el mismo. En el criterio A donde tienen que presentarse dos o más de los siguientes síntomas, John cumple con este criterio, los síntomas son: delirios (en este caso presenta delirios de persecución), alucinaciones (él paciente observa personas que no existen), discurso desorganizado (tiende a hablar sobre cosas un poco incoherentes), comportamiento muy desorganizado o catatónico (cuando un problema no le salía se descontrola y se lastima a si mismo) y síntomas negativos. En cuanto al criterio B se pudo observar que John presenta un nivel de funcionamiento menor al que tenía antes del inicio de la enfermedad, por ejemplo, en cuidado personal. Según el criterio C, donde especifica el tiempo que ha manifestado los signos, John ha presentado por más de seis meses los síntomas.

Después de analizar la película, se comprende mejor los síntomas que presenta una persona que padece de esquizofrenia, se observa cómo estos delirios y alucinaciones pueden llegar a perturbar la vida de una persona, y a su vez la de su familia. Es clave considerar la implicancia tan grande que tienen los síntomas y cómo pueden mejorarle la calidad de vida los tratamientos, los medicamentos, el apoyo de la familia y, sobre todo, las ganas que la misma persona le ponga a querer mejorar en su condición. Una vez que la persona entiende su situación, su condición que le acompañará por el resto de su vida, puede comenzar a llevar una vida lo más normal posible.

Bibliografía

APA. (2013). DSM 5.

Howard, R. (Dirección). (2001). A Beautiful Mind [Película].

Romero, R. S. (3 de Enero de 2002). Una mente brillante. Obtenido de http://www.semana.com/cultura/articulo/una-mente-brillante/49739-3


(Foto de portada de artículo de Marian Rojas. Tomada de: http://marianrojas.com/2013/01/19/cine-y-esquizofrenia-una-mente-maravillosa/ )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *