home Hallazgos, Volumen 4 - Número 4 [4.4-9] Acerca del falso documental “Zelig” | Daniela Calle

[4.4-9] Acerca del falso documental “Zelig” | Daniela Calle

Por Daniela Calle

“Era coherente, porqué él quería ser amado, quería ansiosamente ser querido, pero también había algo en él que deseaba perderse en la masa, ser anónimo, y el fascismo era el tipo de doctrina que podía ofrecer esa clase de oportunidad. De modo que Zelig podía muy bien conseguir el anonimato perteneciendo a ese enorme movimiento” (Horgan, s.f). Tal una idea de Zelig enunciada por el narrador Patrick Horgan en la película Zelig (1983) de Woody Allen. Dicha idea nos trasmite la imagen de un individuo cuya significancia ha sido enorme. Pero ¿en realidad era un ser de notable significancia?

Zelig es una comedia dirigida y protagonizada por Woody Allen. Esta comedia tiene como formato el de un documental en la que se narra la vida de Leonard Zelig, al cual se lo conoce como camaleón por sus repetitivos cambios de personalidad y de forma. (Cerdán, 2011). La historia se desarrolla a finales de la década de 1920, en medio de las luces y sombras de una Norteamérica que vive del esplendor, próximo a la crisis económica en la que luego se sumió. En dicho momento es cuando se empieza a escuchar muchas noticias sobre un hombre que cambia su apariencia repetitivamente según las personas que tiene a su alrededor o el medio en el que se desenvuelve. Una doctora, empieza a analizar a este hombre y poco a poco va perdiendo las esperanzas de descifrar qué es lo que tiene. Al final de la historia, esta mujer se casa con Zelig y él muere sintiéndose feliz.

Este es un falso documental, que mezcla varios elementos, tales como la pasión de Woody Allen por el jazz y ciertas obsesiones como la sociedad y su psique. En este documental se pueden ver reflejadas ciertas características de la vida de Woody Allen y, de igual manera, se puede ver cómo se mezcla la realidad con una historia ficticia. En este texto, se analizará cómo este documental juega con la mente de las personas que lo observan y también cómo Leonard Zelig utiliza esta capacidad sobrenatural para poder adaptarse a el mundo en él que vive. Realidad y ficción entremezcladas en torno a un hecho: la comunicación defensiva.

La comunicación defensiva permite al individuo manipular al otro para establecer el tipo de relación que quiere tener. En este falso documental se puede ver claramente cómo situaciones se dan para manipular y hacer creer al otro, al interlocutor, que uno es igual que él (Mucchielli, 1998). Desde un inicio, Zelig ha maniobrado y fingido ser alguien que no es. Él ha tenido una infancia un poco dura, momento en el que empieza a mentir para poder ser aceptado; su historia de manipulador y mentiroso, desde entonces, le llevará a ser lo que es según lo que el documental intenta demostrar.

Y es con esto que Allen también habla de una cierta enfermedad, por así decirlo. La película va mostrando una capacidad que solo Zelig posee: su capacidad de mimetizarse, de volverse un camaleón, hecho que esconde su miedo a comunicarse, a enfrentarse a la realidad defensivamente, usando la estrategia del enmascaramiento. En la historia, es por esto que se lo considera un ser sobrenatural, pero en realidad esto se da por su desconfianza y miedo al rechazo. Una de las frases que Zelig dice y refleja esto: “Ser como los demás me da seguridad, quiero caer bien a los demás” (Allen, 1983). Entonces, él maneja esta capacidad/incapacidad para poder establecer relaciones interpersonales como, por ejemplo, cuando está alrededor de personas judías se adapta a estas y adquiere las mismas características físicas. Según establece la teoría de la comunicación defensiva, esta puede ser una estrategia que usa un sujeto para preservar su ser y trata de mostrar/encubrir su identidad social. Mucchielli dice al respecto: “El yo intenta dirigir la vida interior del otro para proteger la suya” (1998). Si Leonard es una persona que busca atención, pero al mismo tiempo tiene un miedo a exponerse, quizás es por esto que desarrolla tal capacidad que en falso documental se muestra “fantástico”. Sin embargo, se podría considerar que esta historia es como una metáfora de lo que normalmente hacemos todos los seres humanos, ya que adquirimos diferentes comportamientos y tratamos de adaptarnos a la situación en la que nos encontramos.

Por otro lado, Woody Allen al crear este personaje ficticio manipula en cierto punto a las personas que lo observan, ya que hace que piensen que esta historia es verdadera. Esa es la clave y al mismo tiempo el problema del falso documental. Utiliza varios recursos tales como las imágenes en blanco y negro y los testimonios de personas que supuestamente estaban involucradas y, sobre todo, personajes reales, filmados en color, todos ellos con reputación que hablan como si fuera verdad la existencia de Zelig. De igual manera, se emplean juegos en los cuales se montan imágenes de aquel en periódicos y álbumes de canciones que supuestamente fueron creadas por su existencia. Este juego de mezclar ficción con realidad genera un grado de confianza en las personas y altera su capacidad de discernir lo verdadero de lo falso.

En conclusión, se puede afirmar que la historia de la supuesta enfermedad de Leonard Zelig de una búsqueda de aceptación que todos nosotros muchas veces deseamos y que se manifiesta en un temor, el temor a no ser reconocidos; usamos para el caso la comunicación defensiva. La estrategia del falso documental al retar a la propia mente de las personas que lo observan, al mezclar la ficción con la realidad y emplear recursos tales como testimonios y sobre posición de imágenes, nos ayuda a concienciar hasta qué punto usamos la comunicación defensiva para lograr nuestros fines.

Bibliografía

Allen, W. (Dirección). (1983). Zelig [Película].

Cerdán, M. (24 de Diciembre de 2011). Cinestonia. Obtenido de http://cinestonia.blogspot.com/2011/12/zelig-1983-woody-allen.html

Horgan, P. (s.f.) Mundi Frases. Obtenido de Mundi Frases: http://www.mundifrases.com/s-pelicula/zelig/

Mucchielli, A. (1998). Psicología de la Comuniación. s.f: Ediciones Paidós Ibérica, SA.


(Foto de portada de artículo de Tras la cámara. Tomada de: https://traslacamara.com/snax_item/zelig-1983-woody-allen/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *