home Lenguas hemisféricas, Volumen 4 - Número 4 [4.4-12] Algo sobre subculturas y tribus urbanas | Alfredo Stornaiolo

[4.4-12] Algo sobre subculturas y tribus urbanas | Alfredo Stornaiolo

Por Alfredo Stornaiolo

 

En sociología y antropología la expresión “subcultura” suele utilizarse para definir a grupos de personas de conducta y creencias diferentes a los de la cultura dominante de la que forman parte. Hay que aclarar que el sufijo sub no se refiere a algo inferior sino más bien a algo subterráneo. Esta expresión, que de alguna manera se relaciona con “tribu urbana”, tiene algunos significados.

En términos generales es utilizada para describir un comportamiento grupal diferente al de otros grupos dentro de la sociedad. Para los académicos de la Escuela de Birmingham, dentro de la línea teórica marxista, esta palabra significa resistencia de los jóvenes de la clase trabajadora. Sin embargo, para la Escuela de Chicago, subcultura hace referencia a una teoría sociológica de desviaciones, incluso criminales.

Durante los años cincuenta la sociedad británica soportaba una irrupción social de tribus urbanas. En esa década había surgido de la clase trabajadora una de las primeras subculturas visibles, los Teddy boys, llamados así por sus extravagantes trajes “eduardianos” en honor al rey Eduardo VII, hijo de la reina Victoria. A algún sastre de los años cincuenta se le había ocurrido sacar a la venta trajes típicos de inicios de siglo veinte, sin embargo, no tuvo éxito. Entonces, jóvenes de la clase trabajadora londinense tuvieron la oportunidad de acceder a esta ropa para usarla como distintivo de clase.

Estas pandillas de adolescentes proletarios irrumpían en la escena social británica haciendo gala de elegancia y estética gracias a su vestimenta y sus peinados copiados del cine estadounidense y del naciente rock and roll. Ellos se sentían despojados de su derecho al arte y la vida de pandilla les permitía involucrarse en el mundo artístico. Sin embargo, la exageración de la prensa al describirlos como violentos y agresivos una verdad parcial generó tal pánico social que la tradicional sociedad británica de entonces los veía como un atentado a las buenas costumbres y a la normalidad social.

Especulando un poco, quién sabe si estas pandillas de Teddy boys eran descendientes de las familias víctimas de los clearances -cercamientos- llevados a cabo durante el siglo diecinueve por la Condesa de Sutherland para despojar de sus tierras a comunidades enteras a quienes además prohibió emigrar. Algunos desalojados fueron a las costas y la mayoría de ellos a los barrios obreros de las ciudades industrializadas británicas o directamente a Londres, tal como lo describió Marx en el capítulo XXIV del libro primero de El Capital.

Ya en la década de 1960 aparecían también en Inglaterra los mods y los rockers como descendientes sesenteros de los Teddy boys. A los rockers les gustaba el primer rock and roll, a diferencia que los mods que preferían el free jazz. Los rockers se peinaban con brillantina, usaban chompas de cuero negras y conducían motos clásicas. Los mods eran algo así como unos “niños bien” que heredaron el rasgo fashion de los Teddy boys y preferían motonetas italianas marca Vespa. Los rockers comían frituras con café en cafeterías de camioneros, donde por lo general había rockolas en las que escuchaban rock and roll, vinculando así las motos con esa música, mientras que los refinados mods eran parte importante de la moda de los años sesenta. Mods y rockers no se llevaban bien. Los rockers decían que los mods eran engreídos, snobs e incluso afeminados, mientras que los mods veían a los rockers como anticuados, vulgares y sucios. Es famosa una gran batalla campal entre estas dos tribus urbanas en la playa de Brighton en Inglaterra durante la primavera de 1964.

Estas tribus son precursoras de las posteriores pandillas urbanas que aparecieron y proliferaron por todo el mundo. Es más, se dice que los terribles skin-heads son descendientes directos de los mods. Esta vinculación hizo que los integrantes del grupo de rock inglés The Who decidieran abandonar su vestimenta y costumbres mod para evitar cualquier problema.


(Foto de portada de artículo de Thea al Hirsi. Tomada de: http://theahirsi-a2mediastudies.blogspot.com/2015/10/subcultures.html)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *