home Lenguas hemisféricas, Volumen 4 - Número 2 [4.2-13] Coco: por qué amé esta película | María José Jaramillo

[4.2-13] Coco: por qué amé esta película | María José Jaramillo

Por María José Jaramillo

 

Al mencionar el nombre Coco, es inevitable pensar en la película de Disney-Pixar. Y es que sus canciones, sus animaciones y, hasta la historia, son imposibles de olvidar. Pienso que no cabe ni la menor duda de por qué Coco fue la película del 2017. Lee Unkrich, director de la película y el resto de su equipo pasaron siete años en la creación de esta cinta; incluso en una entrevista con The New York Times él menciona que es el mejor filme de Pixar hasta el momento.

La película es sobre un niño de 12 años llamado Miguel Rivera, el cual, por accidente, termina en el mundo de los muertos. Esta está basada en la tradición mexicana del Día de los Muertos. Como latinoamericana, es imposible no sentirse identificada desde la abuela con la chancla, hasta toda la familia opinando sobre uno, y no sentir orgullo de ver cómo una compañía tan grande como Disney, representa, de manera tan respetuosa, una cultura y todas sus tradiciones que la rodean. Los detalles que se presentan en esta película son tan increíbles que parecen una foto. Tales detalles son tan realistas incluso gracias a la animación digital como, por ejemplo, la papada de la abuela.

La empresa Disney es famosa por sus easter eggs, las cuales en esta película no podían fallar. Los easter eggs son pequeños detalles sorpresa que se encuentran en un filme como un chiste interno o un bonus. Esta compañía tiene más de uno en absolutamente todas las cintas. Se podría decir que son muy famosos por estos que en esta película son tantos y se suceden tan rápido. Por ejemplo, pueden ser las citas a artistas mexicanos que, en el mundo de los muertos, vendrían a ser: Frida Kahlo, la cual es igual de artista y extravagante en el mundo de los muertos, o también Cantinflas, María Félix, Agustín Lara y Emiliano Zapata. Un personaje de alta relevancia en la película, Ernesto de la Cruz, fue inspirado en artistas mexicanos como Jorge Negrete y Pedro Infante, sobre todo, el cine de oro de la década de 1950.

Hasta ahora, mucha gente me pregunta: ¿por qué amé tanto esta película? Bueno, primero lloré. Yo lloro con una gran parte de las películas; pero en esta película es imposible no pensar en toda nuestra familia que ya no está con nosotros, además qué haría yo si conociera a mis antepasados…, ¡qué les diría! Esta película nos muestra qué tan importante es nuestra familia, cómo vemos que nuestra historia se mantiene viva por sus anécdotas, por mantener su recuerdo vivo, y cómo la familia siempre quiere lo mejor para nosotros. Otro hecho que es inevitable amar es la música: y es que todavía me encuentro cantando “Recuérdame” y “Un Poco Loco” en la ducha y muchas veces sin darme cuenta. En realidad, la banda sonora nos suena tan familiar por esos ritmos que tendemos a escuchar en América Latina, es decir, rancheras, mariachis y toda esta música que nos resulta a ratos muy cercana.

Hay algo que no puedo dejar pasar por alto fue que el día del estreno de la película aquí en Quito. Fue un viernes y yo, como fan loca de Disney, tenía que estar ahí. Lo que más me encantó fue ver a esa sala llena con toda clase de personas: familias enteras, adultos grandes, niños pequeños acompañados de alguien. Una amiga mía dijo que llevar a un niño ver esa película era muy cruel, que iban a quedar traumatizados de por vida o no lo iban a entender; sin embargo, todos los niños de mi sala gritaban cuando Miguel se convertía en “muerto”; lloraron cuando a Héctor lo estaban olvidando y gritaban de la emoción cuando los habitantes de Santa Cecilia se enteraron de la verdad de Ernesto de la Cruz. Dicho de otro modo: esta película es apta para todo el mundo y, como una de las frases de la película dice: “No olvides que tú familia te ama”, el mensaje llega a cualquier persona, ya sea grande o chiquita, porque esto es lo que intenta hacer este filme: unir a la familia. Y no solo eso, como decía Ernesto de la Cruz, “Vive tú momento”.


(Foto de portada de artículo tomada de: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Disney%27s_Coco_logo.png | https://www.nytimes.com/es/2017/11/22/coco-pixar-mexico-cultura-disney/ . Edición: Belén Loaiza)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *