home Textos piráticos, Volumen 4 - Número 2 [4.2-20] Cabildos de tu casa | Arturo Sánchez

[4.2-20] Cabildos de tu casa | Arturo Sánchez

Por Arturo Sánchez

Puedo soportar la lluvia que cae sobre el techo de esta casa vacía. Eso no me molesta, puedo aguantar un par de lágrimas a veces y mostrarlas. No tengo miedo de llorar de vez en cuando. Toda tu casa dividida en etapas, un poco doloroso a raíz de tu partida. Aunque seguir adelante ahora que te has ido me sigue doliendo. Recuerdo la primera etapa, tu cuerpo, todo glamoroso, en la cama, a la luz del amanecer. Sin embargo, hay ciertos días en los que finjo que estoy bien, pero no es eso lo que me molesta.

Cada lágrima me recuerda a la segunda etapa. Es tan difícil lidiar con el dolor de perderte en donde sea que estés, ya que tu mirada penetrante la recuerdo en cada ojo verde que veo pasar. Es tan difícil forzar una sonrisa cuando veo a tus amigos y estoy solo. Cada día se veía venir el adiós más cerca de nosotros.

Es aún más difícil, levantarme, vestirme, vivir con este arrepentimiento, pero sé que, si lo pudiera volver a hacer, lo haría. Cambiaría y te entregaría todas las palabras que guardé en mi corazón. Como el tercer cabildo, que lo vivimos en toda tu casa, guardando todos nuestros secretos que, a fin de cuentas, pasan a ser míos desde el día que te fuiste. Y que no te dije.

Lo que más me duele, es nuestro último recuerdo, en nuestra etapa preferida. El patio de tu casa, dormir bajo el roble de tu abuelo. Vienen todos los recuerdos, todas las lágrimas, deseando fueran de felicidad. Sin embargo, el adiós cada vez está más cerca. Los cabildos se acabaron y lo que más duele es haber sido tan cercanos, y haber tenido tanto que decir y verte alejarte de mí.


(Foto de portada de artículo de Wolfgang Claussen. Tomada de: https://pixabay.com/es/lluvia-tiempo-lluvioso-mal-tiempo-1479303/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *