home Hallazgos, Volumen 4 - Número 3 [4.3-7] Los videojuegos y su efecto en la formación de personas | Andrea Sunta

[4.3-7] Los videojuegos y su efecto en la formación de personas | Andrea Sunta

Por Andrea Sunta

 

Los videojuegos son programas tecnológicos que, conectados a una pantalla o televisión, integran un sistema de vídeo y audio. A través de este sistema el niño puede vivir experiencias disfrutando de actividades que no practicaría en la vida real.

Estos tipos de juegos han adquirido un papel importante en el entretenimiento de muchos de niños. Y, especialistas en el tema, advierten sobre los efectos negativos de pasar largas horas sentados frente a la televisión, computadora o cualquier articulo tecnológico causando un aislamiento de la realidad. Sin embargo, los videojuegos también pueden ayudar a los niños en su desarrollo intelectual y emocional.

Se ha hablado mucho de los riesgos y los efectos negativos de los videojuegos sobre el desarrollo de los niños. Hasta qué punto son peligrosos uno de los entretenimientos favoritos de muchos niños, puede llegar a verse como una amenaza para su salud y abre a muchas dudas sobre si los niños deben practicar estas actividades. Los padres se preguntan: ¿está bien que sus hijos se diviertan con videojuegos? ¿Hasta qué punto son beneficiosos y si es o no mejor para el niño restringir cualquier contacto con estos medios electrónicos?

Se debe considerar que los humanos son seres sociales por naturaleza. Y siempre están en contacto con los demás. Partiendo de esta premisa se considera que los videojuegos aíslan al niño del mundo exterior y los atrapan en una realidad paralela. Los niños cada vez juegan menos con otros niños de su edad en el parque o al aire libre. El entretenimiento es cada vez más individual y mucho más virtual. Provocando que el niño no encuentre suficiente satisfacción o agrado en la interacción con su entorno, lo que hará que se limite el tiempo a otro tipo de entretenimiento, como deportes, actividades de grupo, lectura etc.

Por otro lado, este aislamiento que pueden provocar los videojuegos también genera disminución, en cantidad y calidad, en las relaciones con los demás niños o con adultos. Lo cual podría causar un desequilibrio en su salud si este tipo de actividades no tienen un control necesario por parte de los padres.

Sin embargo, no es necesario prohibir a los niños que jueguen con videojuegos. Para evitar estas situaciones, basta con limitar las horas de juego. Un ejemplo: no más de una hora o establecer alguna actividad extracurricular deportiva o artística. Así, además de hacer ejercicio, establecerá relaciones con otros niños y aprenderán los valores del juego en equipo.

Un número creciente de expertos en educación y aprendizaje consideran, la necesidad de introducir las nuevas tecnologías en las aulas, desde primaria hasta el fin de la escolarización. Y, algunas veces, se atreven incluso a hablar de los beneficios de los videojuegos para el desarrollo cognitivo de los niños.

Los debates sobre los métodos educativos tradicionales: libros de texto, clases magistrales, deberes y demás actividades relacionadas con la escuela que se deben realizar en casa. Y que ya no se adecúan a las necesidades ni a la forma de entender el mundo de los niños de hoy.

Existen diversos estudios realizados alrededor del mundo acerca de los efectos de los videojuegos en niños y adolescentes. No siempre sus resultados concluyen en que incitan a la violencia y al aislamiento. Existen varios tipos de videojuegos que se pueden dividir por el nivel de violencia y agresividad.

Entre los beneficios de los videojuegos están permitir a los niños correr riesgos cuyas consecuencias solo se dejan notar en el juego. De modo que se acostumbran, sin exponerse a un peligro real, a tomar decisiones difíciles de manera rápida y a resolver problemas en situaciones de tensión. Todo ello los prepara para convertirse en el futuro en mejores profesionales. Resaltando uno de los aspectos positivos para el desarrollo intelectual y emocional del niño.

Hoy en día, padres y profesores expresan su preocupación por la falta de hábitos en los niños. Los videojuegos aplicados como una actividad recreativa despiertan en el niño un interés y fija su atención, siempre y cuando se lleve bajo la supervisión de los padres de familia.

Lo cual resalta otro de los beneficios de los videojuegos para los niños es que, jugando, los niños aprenden a perder antes que a ganar y a no frustrarse si quieren lograr sus objetivos. Los videojuegos enseñan a los infantes a ser tenaces.

Este tipo de actividades siempre implican un grado de peligro, pero también brinda beneficios a los niños que practican estos juegos. La necesidad de formar personas completas conlleva a descubrir diferentes campos a nivel de perfeccionamiento de las habilidades cognoscitivas. Los videojuegos son parte de la transformación a considerar en torno a la formación y educación de los niños. Siempre bajo la supervisión de los padres que deben tomar actividades como el uso de videojuegos como un medio de aprendizaje y de interacción con sus hijos.

Referencias

https://www.youtube.com/watch?v=zVFicRYGHVs

https://www.youtube.com/watch?v=sgW0ktTQyu0

http://www.ted.com/talks/daphne_bavelier_your_brain_on_video_games/transcript?language=es


(Foto de portada de artículo de QuentinLGH. Tomada de: https://pixabay.com/es/xbox-xbox-uno-microsoft-1602822/ )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *