home Hallazgos, Volumen 4 - Número 3 [4.3-5] Tecnología, ¿nos une o nos aleja? | Carolina Méndez Machado

[4.3-5] Tecnología, ¿nos une o nos aleja? | Carolina Méndez Machado

Por Carolina Méndez Machado

 

Las nuevas tecnologías han significado un gran avance para la sociedad; sin embargo, con este avance surgen nuevas problemáticas sociales como cambios radicales en la forma en la que las personas se relacionan con su entorno, familia y con la sociedad. La manera cómo nos comunicamos e interactuamos con nuestros semejantes ha cambiado drásticamente en las últimas décadas.

Pensemos en los años noventa, un pasado no muy distante. Una nueva era digital está surgiendo; los teléfonos celulares son lo último en tecnología y todavía se consideran un lujo de la clase alta y media alta; cumplen una función muy específica, el comunicarse mediante llamadas telefónicas o mensajes de texto. Décadas después los celulares se han convertido en casi una necesidad vital de las personas, una exigencia de la sociedad para estar en constate monitoreo o en comunicación los unos con los otros.

Un factor que ha cambiado radicalmente las relaciones interpersonales es el surgimiento de las redes sociales. Estas tienen factores positivos, sin duda, pero también han creado nuevos problemas socioculturales. Entre los beneficios que nos aportan está principalmente el hecho que nos acercan con aquellos que se encuentran lejos, las distancias no existen en el mundo virtual; si bien esto es muy positivo ha generado algunos inconvenientes, aleja a las personas que están cerca; nos importa más estar en contacto con quienes están lejos que con las personas que están junto a nosotros.

Este fenómeno surge, según mi parecer, debido a la comodidad que estos sitios nos proporcionan: ya no es necesario encontrarse orgánicamente con alguien para conocerlo.

Podemos conocer a personas a través de redes sociales como Tinder, Facebook, Twitter, etc. Basta con tener una buena foto de perfil y de portada para causar una buena impresión en alguien. Esta perspectiva ha degenerado la forma en que interactuamos con las personas, antes procurábamos estar bien presentados para proyectar una buena imagen al mundo exterior. Ahora eso ha pasado a un plano secundario, más importa la foto de perfil editada con filtros que poco se parece a la realidad en relación con cómo luces en vivo y en directo.

Los ritos familiares han cambiado, la forma en que los padres se conectan emocionalmente con sus hijos es distinto al tiempo de nuestros abuelos. Los niños que crecieron con tecnología, internet y dispositivos electrónicos, la asimilan rápido y son capaces de manejarla ávidamente a temprana edad. Este fenómeno tiene factores tanto positivos como negativos: es positivo en cuanto aporta material didáctico para la enseñanza y nuevas formas de aprendizaje; por otro lado, altera el comportamiento de niños y adolescentes interfiriendo en su capacidad de interrelacionarse con sus semejantes.

Las relaciones entre compañeros y amigos también han sufrido cambios, en una reunión de cualquier tipo, es muy común hoy en día que mucha gente presta más atención a sus celulares, u otros dispositivos electrónicos, que a las personas que tienen en frente; nos hemos convertido, de cierta forma, en esclavos de la tecnología, la necesitamos a todo momento y en todo lugar, somos adictos a ella, necesitamos una desintoxicación de la tecnología, caminar sin Ipods o celulares, no documentar cada aspecto de nuestras vidas, en una “foto pal face”, encontrarnos con la naturaleza de vez en cuando, recobrar nuestra capacidad de admiración por las cosas sencillas que muchas veces, por estar concentrados en nuestros dispositivos, pasamos por alto.

La tecnología puede beneficiarnos o perjudicarnos, lo que hace la diferencia es el uso que le demos, usada adecuadamente se convierte en una herramienta útil para comunicarnos, trabajar o realizar labores cotidianas con mayor efectividad; sin embargo, si no es bien manejada puede ocasionar varios problemas relacionados con el comportamiento humano, transformándonos en esclavos de las máquinas, que se supone fueron creadas para servirnos.


(Foto de portada de artículo de rawpixel. Tomada de: https://pixabay.com/es/de-papel-negocio-trabajo-oficina-3249924/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *