home Geometría infinita, Volumen 4 - Número 1 [4.1-16] La espiral del silencio | Por Carolina Dávila

[4.1-16] La espiral del silencio | Por Carolina Dávila

Por Carolina Dávila

 

La espiral del silencio es un fenómeno que se da a nivel social en el momento de dar o formar opiniones públicamente. Con él se pueden analizar varios casos y comportamientos humanos. Pero antes de debatir acerca de esto debemos saber el concepto. Noelle-Neuman en su ensayo “La espiral del silencio: la opinión pública y los efectos de los medios de comunicación”, acerca de este tema explica que en una opinión los que supuestamente son minoría son más de lo que parecen, pero se callan por la potente voz de la “mayoría” que los amenaza con ser rechazados o aislados por pensar diferente. Así que, por este silencio, la mayoría parece más grande de lo que en realidad es (1993, p. 3). En el presente ensayo explicaremos la relación de este tema con el caso de Lady Tantra que se dio en Ecuador en marzo del 2017. Creemos que la morbosidad y la sociedad machista ecuatoriana llevaron a que una cierta masa de la sociedad reconociera este hecho como motivo de burla en las redes sociales, aunque en realidad la infidelidad de esta mujer era un tema en el que terceros (además de la pareja) no se debían meter y mucho menos juzgar.

La historia

El 8 de marzo de 2017 se viralizó un video de una mujer saliendo del motel Tantra en Quito. La persona que la estaba grabando, al parecer, era su esposo, junto con dos hombres más, quienes la insultan y la denigran apuntándola con la cámara de sus celulares y diciéndole “la muy señora”.

A partir de ahí el video fue visto por varias personas en las redes sociales ya que fue difundido por los que filmaron el hecho. Ese mismo día se crearon memes (fotografías de burla) y opiniones de diferentes internautas burlándose de esa mujer y llamándola inmediatamente “Lady Tantra” (Borja, 2017). En Facebook, WhatsApp, Twitter, entre otras redes sociales, este tema fue el más topado y fue motivo de diversas opiniones, burlas e insultos incluso hasta semanas después del suceso.

Analizando el caso

Pero ¿qué tiene que ver esto con la espiral del silencio? Pues se podría ver que este caso tiene diferentes aristas con respecto a este fenómeno. En primer lugar, tenemos una sociedad machista y morbosa que aprovechó este video para tener un tema de conversación en las redes sociales.

En una sociedad machista como la ecuatoriana, el caso de Lady Tantra hizo que todo aquel que los conocían catalogara al esposo como “cachudo” y a ella como una “cualquiera”, ambos términos despectivos. Sin embargo, si el caso hubiera sido al revés no causaría tanto escándalo; es decir, si era el marido que podía salir del motel con otra mujer que no fuera la esposa, probablemente el hecho ni siquiera hubiera sido viralizado, porque en el mundo machista actual, este hecho puede ser ignorado. En todo caso, si nos ponemos a analizar, la infidelidad en una pareja, aunque desde ya problemático por sus connotaciones, debería ser algo privado y no un tema de burla para ambos.

En el contexto de la opinión pública, este hecho desde ya es llamativo. Irving Crespi dice que “si se ha aprendido lo bastante sobre el cambio de actitud como respuesta a la experiencia directa como para establecer algunas inferencias razonables sobre la forma en que las opiniones cambian a través de la experiencia directa” (1997). En este caso se formó una actitud social que hacía burla nefasta sobre la mujer y, en menor medida, de su esposo también. Aunque sea una situación delicada entre ambos, se realizaron sátiras, memes y comentarios groseros que convirtieron a esto en algo más que gracioso, realidad, una crónica vergonzosa. Además, aunque existieron probablemente personas que pensaban en este hecho como algo más serio o simplemente no sabían de qué se trataba, igual comentaron algo en sus redes porque todo el mundo lo hacía.

Por quedar bien con el movimiento machista y morboso, la mayoría tomó este caso como un chiste, aunque de fondo fue algo grave que denuncia a una sociedad pendiente de los movimientos de los demás. Lo que se observa es que en la sociedad hay quienes están pendientes y listos para juzgar sin responsabilidad alguna. En este contexto, tenemos otro término que define Noelle-Neumann en su libro: “el ojo público”. Para ella, la sociedad está lista para ver las relaciones, opiniones y acciones de las personas; si no actúan o hacen lo que la mayoría piensa como correcto, pues serán rechazados. En el caso ecuatoriano, fue un tema de la sexualidad femenina, de nuevo, tema de burla en una sociedad machista como esta. En otras palabras, la sexualidad de las mujeres es materia de escrutinio público. Eso solamente demuestra lo pernicioso de la lógica machista: si te insultan, agradece que no te pegaron; si te pegan, agradece que no te mataron ¿Dónde está el límite? (Borja, 2017).

Por otro lado, tenemos el papel de los ahora “omnipresentes” medios personales, en este caso el rol de las redes sociales. El video fue hecho con el propósito de hacer de ese esposo la víctima y así fue publicado; su difusión fue muy rápida y ese mismo día ya se estaban dando réplicas de lo que este video causaba: burla. Jürgen Habermas, citado por José María Rubio Ferreres, dice: “Cuando el público es amplio, esta clase de comunicación requiere de ciertos medios de difusión e influencia; en la actualidad los diarios y periódicos, la radio y la televisión, son los medios de la esfera pública” (2009, p. 3).

Esto también tiene que ver con lo que nos dice Neumann: “La teoría de la espiral del silencio se basa en el supuesto de que los medios de comunicación de masas representan la fuente más importante de observación de su entorno con que cuenta el individuo para enterarse de cuáles son las opiniones que encuentran la aprobación de la sociedad y cuáles las que conducen al aislamiento” (1993, p. 11).

Durante ese momento e incluso días posteriores ese fue un tema de lo que más se hablaba en la comunidad ecuatoriana de internet. Circularon memes en Facebook, se mandaron cadenas en Whatsapp e incluso de hizo un trending topic en Twitter con el hashtag #LadyTantra. Podemos decir, con Crespi, que “lo que piensan los individuos es importante, tanto intrínsecamente (valores), como instrumentalmente (intereses), ya que crea un marco de referencia para juzgar los temas. De esta forma, ayudan a definir los estándares de valoración que se emplean para pensar sobre ciertos temas y formar opiniones” (1997). La mayoría de la sociedad ecuatoriana, inclusive algunos medios tradicionales, pusieron ese tema como algo que pareciera fundamental, de lo que se debía hablar. Por lo tanto, los demás tuvieron que opinar o por lo menos ver las discusiones en sus portales y, claro está, que tomaron a esta situación como “importante” en ese entonces.

Pero como dice Neumman la Espiral del Silencio termina en el silencio (Neumman, 1993). Después de un tiempo los temas que son importantes en ese momento dejan de serlo o de ellos ya no se habla mucho. Esto también sucedió con el caso de “Lady Tantra”. Al pasar meses este suceso ya casi no se topa y vuelven a surgir otras opiniones acerca de otros temas. Si bien fue un gran acontecimiento. Ya no se habla de él, pero sin duda quedó en la mente del ciudadano ecuatoriano.

Otro punto que cabe recalcar y que lo menciona Noam Chomsky es el del control de las masas a través del entretenimiento. Como podemos observar con este claro ejemplo, las personas están más pendientes de lo que pase en la fidelidad de una pareja que en ciertos temas que deberían concernirles. Chomsky, además citando a Harold Lasswell, plantea: “Las masas deben ser controladas por su propio bien; en las sociedades más democráticas, donde no cabe el recurso a la fuerza, los manipuladores sociales deben utilizar ‘todas las nuevas técnicas de control, en buena medida mediante la propaganda’” (S.f.). Por ende, podríamos decir que el control de las masas se da mediante temas triviales viralizados en las redes sociales.

Concluyendo

En conclusión, el caso de “Lady Tantra” en Ecuador es un ejemplo para ilustrar lo que nos dice la teoría de la espiral del silencio. La “mayoría” que es la sociedad machista que le gusta el escándalo, puso en boga este suceso como un objeto de burla. Cuando en realidad debería ser tratado internamente por el esposo y la esposa únicamente. La “minoría” que participó en realidad fue “mayor”, participando de esta burla de forma irresponsable: o no dijo nada por miedo al rechazo, o simplemente no le importó. El video de esta mujer saliendo del motel Tantra se volvió un caso de burla y denigración para las personas involucradas. Por esta razón quisiera terminar con una incógnita: ¿estamos realmente conscientes de lo que la masa considera un tema importante? ¿En realidad “todos” se burlaron de Lady Tantra?

Bibliografía

Borja, M. S. (9 de marzo de 2017). GKILLCITY.com. Obtenido de De dónde sale la muy señora: http://gkillcity.com/articulos/la-vida-los-otros/donde-sale-la-muy-senora

Chomsky, N. (S.f.). Consentimiento sin consentimiento: la uniformización de la opinión pública. Infoamérica, revista iberoamericana de comunicación, Teoría y textoz. Obtenido de Infoamérica.

Crespi, I. (1997). El Proceso de Opinión Pública: Como habla la gente. Barcelona: Ariel S.A.

Noelle-Neumann, E. (1993). La espiral del silencio. La opinión pública y los efectos de los medios de comunicación. Communication & Society, 6(1-2), 1-16.

Rubio Ferreres, J. M. (2009). Opinión pública y medios de comunicación. Teoría de la agenda setting. Gazeta de Antropología, 25(1, artículo 1), 1-17.


(Foto de portada de artículo de Gerd Altmann. Tomada de: https://pixabay.com/photo-2054838/ )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *