home Lenguas hemisféricas, Volumen 3 - Número 2 [3.2-14] Construyendo una realidad social: la gestión coordinada del significado | Michelle Camila Herrera Herrera

[3.2-14] Construyendo una realidad social: la gestión coordinada del significado | Michelle Camila Herrera Herrera

Por Michelle Camila Herrera Herrera

La teoría de la Gestión Coordinada del Significado fue desarrollada por W. Barnett Pearce y Vernon Cronen en 1970. Tiene como postulado principal la idea de que las personas, por medio de diálogos o conversaciones interpersonales, van construyendo sus propias realidades sociales (Fernández & Galguera, 2009, pág. 23). La película Good Will Hunting es la historia de Will, un joven de gran intelecto, pero con una vida conflictiva (Van Sant, 1997). Es una película que refleja claros ejemplos descritos dentro de esta teoría, los cuales, a su vez, nos permiten comprender todo lo que esta teoría implica y llegar, así, a constatar que la comunicación interpersonal puede crear un mundo o realidad social.

 

La comunicación es parte de la vida de todos los individuos. Es por medio del discurso y las acciones del ser humano que se crea un ambiente social en el cual los miembros de una comunidad se desenvuelven. De esta manera, la comunicación forma parte de las relaciones humanas y, a través de la conversación, va creando personas y construyendo un nuevo mundo social. Por medio de la gestión coordinada de significado se analiza la forma a través de la cual las personas establecen ciertas normas que les permitan crear o interpretar significados de forma coordinada dentro de una relación intercomunicativa (Fernández & Galguera, 2009, págs. 23-24).

 

Para que dicho mundo o realidad social creada a través de mensajes interpersonales llegue a darse, se necesita de personas-en-conversación, término referente a ver a la comunicación a través del proceso intercomunicativo de las personas. Dentro de este proceso se generan conversaciones basadas en un significado personal, esto es el significado que se obtiene cuando una persona plantea, en el proceso de interacción con otra, sus propias experiencias; para que con ello se desarrolle un significado interpersonal, lo cual refiere al significado que conjuntamente se ha logrado entre los interlocutores en cuestión por medio de la interacción (Fernández & Galguera, 2009, pág. 24). Pero para ello se requiere de un factor importante, las historias. Las historias le proporcionarán a la interacción un sentido, dado que si se consigue que entre los comunicadores haya una historia compartida acerca de lo que están tratando, se obtendrá una coherencia compartida de los discursos o entendimiento recíproco (Fernández & Galguera, 2009, pág. 25).

 

Dentro de la película Good Will Hunting, entre el protagonista Will Hunting y el psiquiatra Sean Maguire, se establece una relación fundamental en el tratamiento de la personalidad de Will, lo cual le proporcionará al mismo una idea de su verdadero ser. Al principio de la interacción entre ambos personajes podemos analizar el comportamiento que tienen cada uno de ellos. Will se presenta en el proceso intercomunicativo como un joven inteligente pero conflictivo, lo cual se ve reflejado en su forma de actuar evasiva y violenta al relacionarse y comunicarse con el resto, restringiendo, en principio, la interacción con otros terapeutas a diferencia de Sean, el cual se muestra en sí como un profesional, interesado en llegar a la fuente de la producción del comportamiento conflictivo de Will. En la primera sesión entre Sean y Will, a medida que entre ambos se llevan a cabo diálogos, Will termina por cambiar la actitud de Sean a causa de su forma de expresarse y traer un recuerdo doloroso pero importante a la vida de Sean, la muerte de su esposa, lo cual hace que este decida evitar a Will por ese momento. (Van Sant, 1997) (Fernández & Galguera, 2009, pág. 24)

 

En la película se representa a Will como un joven conflictivo que no cree que sea capaz de prosperar en su vida, todo ello a causa de los actos de violencia que sufrió cuando era niño, lo cual terminó por formar quien era, antes de llevar a cabo el tratamiento con Sean. Lo cual nos permite observar cómo el proceso de interacción termina por crear realidades y personas. Sean empieza a impartir a Will sus propias vivencias, y es a través de ellas que se produce un cambio inicial en el modo de actuar de Will. Esto es observable en la escena del parque cuando Sean decide hablar a Will a cerca de sus experiencias, en especial de lo que vivió con su esposa, relación de la cual él comprendió que era el amor, y creo una realidad de ello, pues entre él y su esposa existía coherencia en su comunicación, lo cual le proporcionaba sentido a su interacción. Esto genera en Will la reflexión de que no llegará a conocer nada como tal si es que no lo vive por sí mismo, con lo cual se decide a establecer una relación con una joven estudiante de medicina, Skylar (Fernández & Galguera, 2009, pág. 24)

 

A partir de ello ambos personajes empiezan a desarrollar una relación intercomunicativa que a su vez los llevará a darse cuenta de que ambos no eran tan distintos de lo que parecía, ya que compartían una historia que enriquecía el sentido de su comunicación, ambos habían sido víctimas de abuso en su infancia, lo cual había marcado sus personalidades y generado una realidad nueva. A pesar de ello, se debe entender que al ser la comunicación parte de la vida de los seres, esto generará que las diversas interacciones de las personas-en-conversación vayan continuamente desarrollando nuevos mundos sociales. (Fernández & Galguera, 2009, págs. 24-25) Es a través de la relación de amistad que se generará entre Sean y Will, las personas-en-conversación, que se establecerán discursos que ahora serán interpretados de manera más agradable y ya no como funcionaban en las primeras sesiones. El autoconcepto que en principio tenía Will de sí mismo lo hacía comportarse como una persona ruda, pero a medida que evoluciona en el proceso de comunicación ya sea con Sean, Skylar o sus amigos, este personaje cambiará su autoconcepto para mostrarse como una persona consiente del valor de sí mismo y de la importancia de llevar buenas relaciones sociales con sus semejantes, dejando de lado su actitud evasiva y conflictiva (Van Sant, 1997).

 

De esta manera, la gestión coordinada de la comunicación nos deja ver cómo los diferentes contextos de la realidad de personas en constante comunicación, van a conjugarse para generar un mundo en conjunto. Fue por medio de las acciones de personas-en-comunicación, como Will logró llevar a cabo un proceso de coordinación en el cual dejó de lado sus discursos de odio, temor y evasión; para usar declaraciones más nobles, buenas y necesarias en el proceso interactivo con sus semejantes, a la vez que las personas en cuestión reconocen lo que sucede en la conversación a través del desarrollo de una interacción coordinada (Fernández & Galguera, 2009, pág. 25) Esta interacción entre los individuos es para la teoría de la gestión coordinada del significado lo que hace posible el desarrollo de un nuevo mundo o realidad social en la cual, a través de la comunicación, las personas construyen normas para entender significados coordinados constantemente dentro de una conversación. (Fernández & Galguera, 2009, pág. 23)

 

Bibliografía

Fernández, C., & Galguera, L. (2009). Teorías de la Comunicación. México, D.F.: McGraw-Hill Interamericana Editores, S.A. De C.V.

Sant, G. V. (Dirección). (1997). Good Will Hunting [Película].

 

 

 


(Foto de portada de artículo por Feynman diagram. Tomada de Flickr: https://www.flickr.com/photos/hollandhoodie/5331630905)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *