home Hallazgos, Volumen 3 - Número 1 [3.1-8] Los videojuegos | Daniela Monteverde

[3.1-8] Los videojuegos | Daniela Monteverde

Por Daniela Monteverde

En la actualidad, el 90% de los niños juegan videojuegos. Los efectos que causan en ellos han sido un tema de controversia por las respuestas positivas y negativas que generan. Debido a la cultura y la sociedad, se tiende a pensar que el uso de los videojuegos produce un efecto nocivo en los niños, tanto a nivel cerebral como conductual. Los padres frecuentemente rechazan estos juegos, sin conocer sus beneficios, dado que la sociedad los ha calificado como una pérdida de tiempo que provoca que el niño sea violento, individualista, competitivo y dependiente. Es común pensar que los videojuegos solo dañan la mente, ocupan tiempo, producen problemas de visión, de atención, etc., que es preferible que el niño realice una actividad más “inteligente” o productiva.

Los videojuegos producen en los niños efectos positivos que hay que conocer para poder aprovecharlos al máximo. Estos, al ser atractivos para los niños, les permitirán desarrollar diferentes habilidades de una manera divertida y eficaz. La gran actividad que conlleva y el intenso entrenamiento cognitivo, permiten mejorar las actividades mentales. Esto nos lleva a pensar: ¿Deben preocuparnos o no los videojuegos?

Mediante diversos estudios se ha llegado a conocer los útiles efectos que tienen los videojuegos en las personas. Estos estudios contradicen la idea generalizada que tiene la sociedad sobre los efectos negativos de los videojuegos. Según, Daphne Bavelier, se puede comprobar en primer lugar, a diferencia de lo que se creía, que las personas que juegan videojuegos tienen una mejor visión que los que no juegan, son capaces de resolver pequeños detalles en un contexto abarrotado, tienen una mayor capacidad para reconocer diferentes escalas de grises, desarrollan una capacidad mayor de atención y una memoria aguda.

Debido a la variedad de los juegos de video -diferente entorno, propósito, opciones, etc.,- estos ayudan a mejorar habilidades como la capacidad de resolución de problemas, razonamiento inductivo, reconocimiento de patrones, precisión de las estimaciones, eficiencia de la gestión de recursos, mejora la coordinación mano-ojo. También contribuye en el desarrollo de la creatividad del niño. Según un estudio a niños de 10 a 14 años, se observó que los niños que más tiempo pasaban jugando videojuegos, tenían puntaciones mayores en pruebas estandarizadas de creatividad. El jugar videojuegos favorece en gran medida al aprendizaje, ya que la capacidad de novedad, emoción, pasión, participación intensa que proporcionan estos juegos, favorece la creación de nuevos circuitos neuronales.

Con la ayuda de la neuroimagen se ha podido comprobar que las personas que juegan videojuegos presentan una mayor eficiencia en tres áreas específicas del cerebro que controlan la atención. La primera es una parte del córtex parietal, la cual se encarga de controlar la orientación de la atención. La segunda es el lóbulo frontal, que se encarga de controlar cómo se mantiene la atención y, por último, el giro cingular que se encarga de controlar cómo se regula y asigna la atención y se resuelven los conflictos. Este estudio brinda valiosa información acerca de la influencia del uso de videojuegos en la atención.

A pesar de lo mencionado anteriormente, un uso excesivo y descontrolado de los videojuegos puede producir un efecto negativo en los niños. Esto depende en gran medida de la forma en la que ha sido criado el niño. Es importante que los padres no solo supervisen y observen las reacciones de los niños al momento de jugar, sino que también generen en ellos un pensamiento crítico, que les permita separar la realidad de la ficción, que puedan reconocer las acciones correctas e incorrectas. Los efectos de los videojuegos en los niños dependen también el nivel de maduración del niño y el tipo de videojuego. Sería correcto que los padres, además de establecer horarios para el uso de los videojuegos, ayuden a elegir a sus hijos videojuegos adecuados según su edad, nivel de madurez, y estado emocional. Un indicador de cómo está afectando el videojuego en el niño es observar su reacción al perder, esto nos mostrará su nivel de control de impulsos y si el juego fomenta en él la agresividad y violencia.

Pese de que actualmente se tiene una idea negativa de los videojuegos, es necesario que tengamos claro que también existen efectos positivos que si los sabemos aprovechar correctamente pueden influir en el desarrollo de una gran variedad de habilidades. Por lo tanto es importante crear juegos que los niños quieran realmente jugar, que ayuden en la plasticidad del cerebro, la atención, el aprendizaje, la visión, etc. Para lograr estos resultados se requiere un trabajo en conjunto de neurocientíficos, gente de la industria del software del entretenimiento y editoriales. Con un buen trabajo, los videojuegos serán una herramienta que proporcionará el bienestar mental y psicológico del niño.

Bibliografía

Canal Puebla. (27 de mayo de 2016). Youtube. Obtenido de Cómo afectan los videojuegos a los niños: https://www.youtube.com/watch?v=sgW0ktTQyu0

Hola Chile. (08 de agosto de 2013). Youtube. Obtenido de Salfate habla sobre el impacto de los videojuegos violentos en los niños: https://www.youtube.com/watch?v=zVFicRYGHVs

Ted Talks. (19 de noviembre de 2012). Youtube. Obtenido de Daphne Bavelier: El cerebro bajo la influencia de los videojuegos: https://www.youtube.com/watch?v=FktsFcooIG8

 

 


(Foto de portada de artículo por StockSnap. Tomada de https://pixabay.com/photo-925929/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *