home Hallazgos, Volumen 2 - Número 4 [2.4-4] La opinión pública en el caso de Messi | Nicole Cevallos Rueda

[2.4-4] La opinión pública en el caso de Messi | Nicole Cevallos Rueda

De acuerdo de Jürgen Habermas, “Opinión pública significa cosas distintas según se contemple como una instancia crítica en relación a la notoriedad pública normativamente licitada del ejercicio del poder político y social” (p. 261). Una aserción de este tipo nos pone a debatir lo que realmente es la opinión pública: si un asunto de pocos o una cuestión articulada desde el poder. Quizá se podría entender que la opinión pública hace referencia a lo que las personas determinan sobre un tema, mencionando críticas, acuerdos o desacuerdos. Me voy a referir a este tema para pensar más el concepto de opinión pública en el filósofo alemán. En este marco, voy a reflexionar este asunto correlacionando una de las noticias recientes: el anuncio de Lionel Messi respecto a renunciar a su selección, cuestión que a mi modo de ver, no solo es una pérdida para su país, sino para el mundo entero. Sin embargo, ¿qué tan importante fue la opinión pública en la pasada Copa América Centenario para que Messi haya renunciado a la AFA? ¿Cuál fue el papel de las redes sociales en esta decisión?

Menciona Habermas que una cierta opinión tiene vigor de acuerdo a la notoriedad pública. Esto quiere decir, que existe una dimensión que la opinión puede poseer y las condiciones en las que puede encontrarse el público. En este sentido, aunque probablemente la actitud de Messi no haya sido la mejor, se debe tomar en cuenta el entorno en el que se halló rodeado y el peso que las personas ejercieron sobre él, además de la actitud en los partidos con su selección.

De este modo, vale la pena considerar la idea de Fraenkel –citado por Habermas–, para quien “la opinión pública hace llegar al Gobierno sus deseos y, a su vez, el Gobierno pone a la opinión pública en conocimiento de su política” (en p. 2). Digamos para nuestro caso que el Gobierno se puede emparentar con la Asociación de Fútbol Argentino, mientras que la opinión pública estuvo conformada por todo fan de Messi. No debe ser fácil ser nombrado como el mejor futbolista del mundo y tener la presión de no poder ser campeón con su selección, de momento, a sabiendas que llevaba cuatro finales perdidas. De cualquier modo, la conmoción fue tal, que miles de niños alrededor del mundo fueron grabados por sus madres y publicados en Facebook; los videos trataban de peticiones a Lionel Messi para que regrese a su selección. Algunos niños se lo pidieron, otros lo lloraban y por otro lado, estuvieron los tuits publicados por personas tanto famosas como no famosas, brindándole el respectivo apoyo a Messi, tratando de lograr que él recapacite sobre su decisión. Incluso Antonella Rocuzzo, novia de Messi y madre de sus hijos, se pronunció en su momento, no sin antes haberle aclarado que ella siempre estará con él, al igual que en cada paso que dé.

Decía Paul Lazarsfeld –citado por Habermas– que “la opinión pública es el correlato de la dominación… algo que solo existe políticamente en determinadas relaciones entre el dominio y el pueblo” (p. 267). De acuerdo a ello, es necesario tomar en cuenta el dominio que las personas tuvieron sobre Messi, quienes lograron emitir una gran cantidad de comentarios, donde le hacían responsable por los resultados de sus partidos. Si Messi no jugaba como lo hacía en el Barcelona de España, la pérdida era completa o si era parcialmente. la culpa era de él. ¡Tremenda impostura! Y así, lo dominaron y generaron una presión increíble para la que probablemente él no estaba preparado. De este modo, es importante tomar en cuenta que la AFA interactuaba con la selección argentina de la misma manera que un gobierno actuaría con su país.

Messi sigue siendo considerado un líder de opinión, por lo que la decisión que tomó, logró mover a un gran grupo de personas. La gran mayoría de estas, comenzó a rechazar a Messi, mientras que la otra parte de ellas lo siguió apoyando como siempre. Tal vez están muy molestos por su decisión pero todos saben que si una persona no se encuentra a gusto en un lugar, es mejor que se retire. En este caso, si Messi no estuvo a gusto, es evidente que no iría a jugar con ganas ni a dedicarle toda su vida a la selección.

Por consiguiente, diríamos que la opinión pública suele producirse a manera de notoriedad pública crítica. Tantos fueron los reproches hacia Messi por no hacer que su selección gane los campeonatos, que lo llevaron a tomar la decisión de renunciar. Como es evidente, entonces, la opinión pública juega un papel sumamente importante en este tipo de acciones, porque si los fans de Messi lo apoyaron, mas no en su contra, él no habría tomado la decisión que tomó; al contrario, se sintió motivado al saber que gran parte de la población mundial estuvo con él; sentía que no lo abandonaba y tampoco se dé por vencido. Debemos mencionar el papel que jugaron las redes sociales en este tipo de situaciones. Hoy en día las redes sociales son las que mueven al mundo. Si algo sucede en estas redes, sabemos que será transmitido a la mayor parte de la población mundial.

Referencias

Habermas, J. (1981). Historia y crítica de la opinión pública: la transformación estructural de la vida pública. Barcelona: Gustavo Gili.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *